progestagenos farmacos anticonvulsivos

Posted on 26 Май 201811

Medicamentos antiepilépticos - tic nervioso

Medicamentos antiepilépticos - tic nervioso
¿Cuáles son las Medicamentos Antiepilépticos? El desarrollo de medicamentos antiepilépticos fue "muy lento" hasta 1997, cuando la primera nueva medicina .

Concentración plasmática para una respuesta adecuada 10-20 mg/litro (40-80 micromol/litro) (con vigilancia de la presión arterial y ECG), ADULTOS 15 mg/kg a una velocidad no superior a 50 mg/minuto, como dosis de carga; dosis de mantenimiento de unos 100 mg deben administrarse después a intervalos de 6-8 horas, supervisado por la determinación de concentraciones plasmáticas; velocidad y grado de reducción de la dosis según el peso; NIÑOS 15 mg/kg como dosis de carga a velocidad de 1 mg/kg/minuto (sin sobrepasar 50 mg/minuto); NEONATOS 15-20 mg/kg como dosis de carga a velocidad de 1-3 mg/kg/minuto intolerancia gástrica, cefalea, insomnio, agitación (durante la fase inicial); sedación, confusión, visión borrosa, ataxia, nistagmus, diplopía, alteración del habla, síntomas vestibulocerebelosos, trastornos del comportamiento, alucinaciones, hiperglucemia (pueden ser signos de sobredosis); hiperplasia gingival, acné, facies torpe, hirsutismo, fiebre, hepatitis, cambios neurológicos (neuropatía periférica, movimientos coreiformes, trastornos cognitivos, aumento de la frecuencia de convulsiones); osteomalacia, raquitismo (asociado con niveles de calcio en plasma reducidos); linfadenopatía; erupciones (interrumpir; si es leve reintroducirlo cuidadosamente, pero discontinuar si recurre); muy raramente, síndrome de (eritema multiforme), lupus eritematoso sistémico, necrólisis epidérmica tóxica; raramente alteraciones hematológicas como anemia megaloblástica (que puede ser tratada con ácido fólico), leucopenia, trombocitopenia, agranulocitosis con o sin depresión de la médula ósea, administración intravenosa-depresión cardiovascular y del SNC (sobre todo en caso de administración demasiado rápida) con arritmias, hipotensión y colapso cardiovascular, alteraciones de la función respiratoria (con colapso respiratorio) (Concentrado para solución para inyección), fenobarbital sódico 200 mg/ml [no se incluye en la Lista Modelo de la OMS] convulsiones tónico-clónicas generalizadas; convulsiones parciales; convulsiones neonatales; convulsiones febriles; edad avanzada, debilitados, niños (puede producir cambios de conducta); alteración renal (Apéndice 4) o hepática (Apéndice 5), depresión respiratoria (evítese si es grave); gestación (véanse las notas anteriores; Apéndice 2); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); evite la retirada brusca; (inyección diluida 1 por 10 de agua para inyecciones), NEONATOS 5-10 mg/kg cada 20-30 minutos hasta una concentración plasmática de 40 mg/litro (inyección diluida 1 por 10 de agua para inyecciones), ADULTOS 10 mg/kg a una velocidad no superior a 100 mg/minuto /hasta una dosis máxima total de 1 g); NIÑOS 5-10 mg/kg a una velocidad no superior a 30 mg/minuto NOTA. Hay que explicar a los pacientes o a sus cuidadores cómo reconocer los signos de trastornos hematológicos o hepáticos, y aconsejar que soliciten atención médica inmediata si aparecen síntomas como pérdida del control de las convulsiones, malestar, debilidad, anorexia, letargia, edema, vómitos, dolor abdominal, somnolencia, ictericia, o hematomas o hemorragias espontáneas PANCREATITIS. En todos los casos, se debe identificar y corregir la causa subyacente. La son ampliamente usados en el tratamiento de estas patologías. Aproximadamente 1% de la población mundial tiene epilepsias, el segundo trastorno neurológico después del.

Las convulsiones febriles recurrentes o prolongadas (las que duran 15 minutos o más) se tratan con , por vía rectal en solución o por inyección intravenosa, con el fin de prevenir una posible lesión cerebral. La dosis inicial del fármaco de elección se debe determinar según el grado de urgencia, la potencia y la edad del paciente. Las convulsiones febriles de corta duración suelen responder al baño con agua tibia y antipiréticos como el paracetamol (sección 2. Hay varios fármacos alternativos convulsiones atónicas; convulsiones mioclónicas; ausencias atípicas; ausencias resistentes a la etosuximida o al valproato; espasmos infantiles enfermedad respiratoria; alteración hepática (Apéndice 5); alteración renal (Apéndice 4); pacientes de edad avanzada y debilitados; gestación (véanse las notas anteriores; Apéndice 2); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); evite la retirada brusca; porfiria; TAREAS ESPECIALIZADAS.

El se puede administrar en esta indicación, pero se requiere una vigilancia clínica cuidadosa y hay que ajustar la dosis para minimizar el riesgo de efectos adversos. La retirada debe prolongarse durante un período de varios meses, porque la retirada brusca puede dar lugar a complicaciones como el epiléptico. La leucopenia, que es grave, progresiva y asociada con síntomas clínicos, requiere la retirada (si es preciso con la protección de una alternativa adecuada) TAREAS ESPECIALIZADAS. Apéndice 2 (cribado tubo neural)); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); lupus eritematoso sistémico; falsos positivos de cetonuria; evite la retirada brusca; ALTERACIONES HEMATOLÓGICAS O HEPÁTICAS. Hay que incrementar gradualmente la dosis hasta que se obtiene una respuesta eficaz. La epilepsia no tratada durante la gestación puede dañar al feto; por lo que no está justificado retirar de manera brusca el tratamiento, aunque la retirada del tratamiento puede ser una opción si el paciente ha estado libre de convulsiones durante 2 años como mínimo; después del primer trimestre se puede considerar proseguir el tratamiento. Excepto para la fenitoína, raramente es útil determinar las concentraciones plasmáticas de fármaco como una ayuda para el ajuste de dosis. No obstante, la etosuximida puede, raramente, producir lupus eritematoso y psicosis que requiere interrupción inmediata, pero prudente. Los anticonvulsivos existentes producen control epiléptico adecuado en aproximadamente 50 a 80% de los Carbamazepina (De preferencia, debido a su baja incidencia de efectos secundarios) Valproato (Cuando se presentan con crisis tonicoclónicas, la mayoría de los otros antiepilépticos pueden empeorar ausencias) (segundo fármaco de elección) La mayoría de los antiepilépticos usados para convulsiones tónico-clónicas generalizadas o parciales son los H. Si las convulsiones persisten a pesar del tratamiento, puede ser necesaria la anestesia general.

Nombre de los medicamentos genérico y comercial - apéndices
Muchos fármacos se comercializan casi exclusivamente bajo su nombre genérico. La inclusión de un . Puede ser complejo decidir si es mejor utilizar un fármaco de marca o una versión genérica del mismo.

Del Cuadro Básico de Insumos del Sector Salud. Subdirectora Ejecutiva de Fármacos de la Comisión Federal para la Protección.

El pueden ser útiles en estos casos y otros antiepilépticos pueden ser útiles en casos intratables. Hay varios fármacos alternativos convulsiones atónicas; convulsiones mioclónicas; ausencias atípicas; ausencias resistentes a la etosuximida o al valproato; espasmos infantiles enfermedad respiratoria; alteración hepática (Apéndice 5); alteración renal (Apéndice 4); pacientes de edad avanzada y debilitados; gestación (véanse las notas anteriores; Apéndice 2); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); evite la retirada brusca; porfiria; TAREAS ESPECIALIZADAS. Concentración plasmática para una respuesta adecuada 40-100 mg/litro (300-700 micromol/litro) alteraciones gastrointestinales como anorexia, hipo, náusea y vómitos, dolor epigástrico (sobre todo durante el tratamiento inicial); pérdida de peso, somnolencia, mareo, ataxia, cefalea, depresión, euforia leve; raramente, erupción como síndrome de (eritema multiforme), lupus eritematoso sistémico, alteración de la función hepática y renal (véase Precauciones), alteraciones hematológicas como leucopenia, agranulocitosis, anemia aplásica, trombocitopenia, pancitopenia; también se ha descrito hiperplasia gingival, tumefacción lingual, irritabilidad, hiperactividad, trastornos del sueño, terrores nocturnos, agresividad, psicosis, aumento de la libido, miopía, hemorragia vaginal porfiria; evite la administración por vía parenteral en la bradicardia sinusal, bloqueo sino-atrial, bloqueo cardíaco de segundo y tercer grado, síndrome de véanse las notas anteriores; Apéndice 2); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); diabetes ; vigilancia del recuento de células hemáticas; hipotensión e insuficiencia renal (hay que tener precaución con la administración parenteral); administración por vía intravenosa-hay que tener disponible equipo de reanimación; inyección solución alcalina (irritante para los tejidos); ALTERACIONES HEMATOLÓGICAS O CUTÁNEAS. La leucopenia, que es grave, progresiva y asociada con síntomas clínicos, requiere la retirada (si es preciso con la protección de una alternativa adecuada) TAREAS ESPECIALIZADAS. Excepto para la fenitoína, raramente es útil determinar las concentraciones plasmáticas de fármaco como una ayuda para el ajuste de dosis.

Cuando es imposible la vía intravenosa, el diacepam se puede administrar por vía rectal en solución (la absorción de los supositorios es demasiado lenta para el tratamiento del por vía intravenosa también es eficaz, pero produce más depresión respiratoria; se utiliza en casos refractarios, pero debe evitarse en pacientes que han recibido recientemente fenobarbital por vía oral. La son ampliamente usados en el tratamiento de estas patologías. Neurología - Información sobre medicamentos y fármacos para profesionales de la Salud. Apéndice 2); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); hay que reducir la dosis en pacientes de edad avanzada o debilitados y en caso de alteración hepática (evítese, si es grave, Apéndice 5), alteración renal (Apéndice 4); hay que evitar la administración prolongada o la retirada brusca; cuando se administra por vía intravenosa se debe disponer de los equipos para revertir la depresión respiratoria con ventilación mecánica (véase más adelante); porfiria; PRECAUCIONES PARA LA INFUSIÓN INTRAVENOSA. CONVULSIONES TÓNICO-CLÓNICAS GENERALIZADAS, PARCIALES SIMPLES Y COMPLEJAS.

El uso de antiepilépticos para la es controvertido; probablemente está indicado sólo en una pequeña proporción de niños como los que presentan la primera convulsión durante los primeros 14 meses de vida, o los que ya tienen anomalías neurológicas evidentes, o que han presentado con anterioridad convulsiones focales o prolongadas. Concentración plasmática para una respuesta adecuada 10-20 mg/litro (40-80 micromol/litro) (con vigilancia de la presión arterial y ECG), ADULTOS 15 mg/kg a una velocidad no superior a 50 mg/minuto, como dosis de carga; dosis de mantenimiento de unos 100 mg deben administrarse después a intervalos de 6-8 horas, supervisado por la determinación de concentraciones plasmáticas; velocidad y grado de reducción de la dosis según el peso; NIÑOS 15 mg/kg como dosis de carga a velocidad de 1 mg/kg/minuto (sin sobrepasar 50 mg/minuto); NEONATOS 15-20 mg/kg como dosis de carga a velocidad de 1-3 mg/kg/minuto intolerancia gástrica, cefalea, insomnio, agitación (durante la fase inicial); sedación, confusión, visión borrosa, ataxia, nistagmus, diplopía, alteración del habla, síntomas vestibulocerebelosos, trastornos del comportamiento, alucinaciones, hiperglucemia (pueden ser signos de sobredosis); hiperplasia gingival, acné, facies torpe, hirsutismo, fiebre, hepatitis, cambios neurológicos (neuropatía periférica, movimientos coreiformes, trastornos cognitivos, aumento de la frecuencia de convulsiones); osteomalacia, raquitismo (asociado con niveles de calcio en plasma reducidos); linfadenopatía; erupciones (interrumpir; si es leve reintroducirlo cuidadosamente, pero discontinuar si recurre); muy raramente, síndrome de (eritema multiforme), lupus eritematoso sistémico, necrólisis epidérmica tóxica; raramente alteraciones hematológicas como anemia megaloblástica (que puede ser tratada con ácido fólico), leucopenia, trombocitopenia, agranulocitosis con o sin depresión de la médula ósea, administración intravenosa-depresión cardiovascular y del SNC (sobre todo en caso de administración demasiado rápida) con arritmias, hipotensión y colapso cardiovascular, alteraciones de la función respiratoria (con colapso respiratorio) (Concentrado para solución para inyección), fenobarbital sódico 200 mg/ml [no se incluye en la Lista Modelo de la OMS] convulsiones tónico-clónicas generalizadas; convulsiones parciales; convulsiones neonatales; convulsiones febriles; edad avanzada, debilitados, niños (puede producir cambios de conducta); alteración renal (Apéndice 4) o hepática (Apéndice 5), depresión respiratoria (evítese si es grave); gestación (véanse las notas anteriores; Apéndice 2); lactancia (véanse las notas anteriores; Apéndice 3); evite la retirada brusca; (inyección diluida 1 por 10 de agua para inyecciones), NEONATOS 5-10 mg/kg cada 20-30 minutos hasta una concentración plasmática de 40 mg/litro (inyección diluida 1 por 10 de agua para inyecciones), ADULTOS 10 mg/kg a una velocidad no superior a 100 mg/minuto /hasta una dosis máxima total de 1 g); NIÑOS 5-10 mg/kg a una velocidad no superior a 30 mg/minuto NOTA. Las convulsiones febriles de corta duración suelen responder al baño con agua tibia y antipiréticos como el paracetamol (sección 2. Sin embargo, el valproato y este tipo de convulsión se asocia a una elevada tasa de recidiva y con frecuencia es necesario continuar el tratamiento de manera indefinida. Si las convulsiones persisten a pesar del tratamiento, puede ser necesaria la anestesia general. Puede afectar la capacidad de realizar tareas especializadas, por ejemplo manejar maquinaria peligrosa, conducir; véanse también las notas anteriores , ADULTOS dosis inicial 100 mg dos veces al día, se aumenta gradualmente según la respuesta a una dosis de mantenimiento habitual de 0,8-1,2 g al día distribuidos en varias tomas; EDAD AVANZADA hay que reducir la dosis inicial; NIÑOS 10-20 mg/kg al día en varias tomas , ADULTOS dosis inicial 100 mg 1-2 veces al día y se aumenta gradualmente según la respuesta; dosis habitual 200 mg 3-4 veces al día hasta 1,6 g al día en algunos pacientes NOTA. La , con diacepam administrado al inicio de la fiebre, puede prevenir la recurrencia de las convulsiones febriles, pero sólo en una pequeña proporción de niños. Sustitutos de la sangre y soluciones correctoras del desequilibrio de líquidos Sección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad 2. Hay que incrementar gradualmente la dosis hasta que se obtiene una respuesta eficaz. Con fines terapéuticos, el fenobarbital y el fenobarbital sódico pueden considerarse de efectos equivalentes Concentración plasmática para una óptima respuesta 15-40 mg/litro (65170 micromol/litro) sedación, depresión mental, ataxia, nistagmus; reacciones alérgicas cutáneas que incluyen raramente, dermatitis exfoliativa, necrólisis epidérmica tóxica, síndrome de (eritema multiforme); excitación paradójica, agitación y confusión en las personas de edad avanzada; irritabilidad e hiperactividad en niños; anemia megaloblástica (se puede tratar con ácido fólico); osteomalacia; (con la retirada del tratamiento); hipotensión, shock, laringospasmo y apnea (con inyección intravenosa) convulsiones tónico-clónicas generalizadas; convulsiones parciales; convulsiones atónicas; ausencias; convulsiones mioclónicas; manía aguda (sección 24.

Medicamento by alvarichi on prezi

  • ethinyl estradiol ciproterona generico de cialis
  • levitra bahtera pratama pto
  • kinoki plastry skutki uboczne viagra
  • levitra online pharmacy review
  • fotos do comprimido de viagra coupon
  • conceito de cirurgia urological surgery
  • judaa ishqedarriyaan female viagra
  • viagra levitra vergleich handytarife
  • casa delle farfalle viagrande telefono celular
  • will omnicef treat urinary tract infection
  • Image Gallery